Segunda parte...


La mujer murió pero el niño nó porque cayó encima de la madre. Y el niño comenzó a llorar cuando tuvo frío y hambre y le encontró la abuela araña que se decidió a criarle y se lo llevó a su tienda. Y como la abuela araña no tenía mucho conocimiento de los hombres y de sus misterios le dejó para que jugara una pelota y un arco y flechas y al día siguiente al ver la pelota atravesada por las flechas comprendió que el niño era un varón y lloró porque siempre es más difícil criar un niño que una niña. El niño creció y un día la abuela dió al niño el anillo que el Sol le había tirado a la madre diciendo que el anillo era algo que había encontrado junto a su madre y le dijo también que le prometiera que no iba a tirar el anillo al aire jamás y el niño se lo prometió pero un día el niño tiró el anillo al aire y el anillo volvió a el y lo dividió de forma que donde antes había uno ahora había dos, idénticos. Y volvieron a casa de la abuela y la abuela al verlos comprendió lo que había pasado y volvió a llorar porque si es difícil criar a un niño, a dos es imposible.

3 comentarios:

NeO dijo...

q abuela pa llorona!

santiagoMdc dijo...

jaaaaaaaa oye esta muy bonita la historia xD

gatoreloaded dijo...

Interesante...Y lleno de llantos

Haz sido nominada a un meme en mi blog!

Copyright © 2008 - ¿Quien lo entiende? - is proudly powered by Blogger
Blogger Template